3.2. CAMBIOS EN EL ESPACIO ESCOLAR. EL ESPACIO VIRTUAL

El avance vertiginoso de las nuevas tecnologías ha sido uno de los fenómenos que han transformado la sociedad, provocando cambios en la economía, las relaciones sociales, la cultura y, por supuesto, en la educación. Han supuesto una revolución en los procesos de información a través de las redes de comunicación cada vez más presentes en nuestras sociedades desarrolladas. La universalización de los procesos de información, la aparición de la televisión digital, y la aparición del fenómeno Internet suponen verdaderas revoluciones en el proceso de información, tanto desde un punto de vista social como educativo.

Con estos avances, los estudiantes tienen a su alcance un nuevo espacio (calificado como virtual (Domènech y Viñas, 1997)), en el que pueden acceder a una multitud de recursos culturales, informativos, relacionales, que rompen todavía más el concepto de espacio educativo.

Este fenómeno fue señalado por muchos pensadores a principios de los años sesenta:

“Hoy en nuestras ciudades la mayor parte de la enseñanza tiene lugar fuera de la escuela. La cantidad de información comunicada por la prensa, las revistas, las películas, la televisión y la radio, exceden en gran medida a la cantidad de información comunicada por la instrucción y los textos en la escuela. Este desafío ha destruido el monopolio del libro como ayuda a la enseñanza y ha derribado los propios muros de las aulas de modo tan repentino que estamos confundidos, desconcertados.” (Mc. LUHAN, H.M. (1968). El aula sin muros. Ed. De cultura popular).

En este contexto, la escuela tiene que llevar a cabo una labor de selección, de educación, de lectura crítica de la multiplicidad de fuentes de información y de las influencias educativas o no de la sociedad. Por tanto, la escuela tiene sentido como lugar en el que se pueden poner en común todas estas experiencias, se pueden sistematizar todas las informaciones, puede aprenderse a seleccionar o a encontrar aquellas que nos pueden ser útiles.

Este cambio en el concepto de entorno inmediato, por el auge de los medios de comunicación visual, supone la posibilidad de desarrollar nuevas experiencias educativas en un nuevo marco:

F Correspondencia escolar entre alumnos de diferentes escuelas.

F Proyectos de trabajo cooperativos definidos por los mismos centros.

F Participación en foros internacionales y proyectos entre diferentes países.

F Búsqueda de información sobre aspectos relativos al trabajo escolar.

F Intercambio de experiencias educativas.

F Comunicación hacia el exterior de todo lo relativo al centro educativo, organización, demandas, ofertas, etc.

Doménech y Viñas (1997) consideran que las nuevas tecnologías aportan rapidez, comodidad y el bajo coste que supone realizar estas actividades. Y, además, la posibilidad de las realicen en el centro los alumnos o el profesorado que libremente quiera.

 

Por otra parte, esta apertura rompe una concepción aislada de cada centro educativo y contribuye a la consolidación de unos valores más universales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas

  • 2,004 hits
A %d blogueros les gusta esto: