3.1. REFLEXIONES INICIALES

Muchos dicen que Internet contiene mucha información inútil, sobre todo lo que un profesor chileno llamaba “basura cognitiva”. Ya hace siglos un monje alemán detectaba un problema similar con los entonces recientes libros impresos, y alertaba de cómo la imprenta iba a permitir publicar cosas inconvenientes, falsas o inadecuadas… (Hay que recordar que dicho monje aprovechó la imprenta para difundir sus ideas sobre los libros impresos). Los derechos de autor no son respetados. En Internet existen páginas pornográficas, al igual que en quioscos o cines X, pero contra lo que piensan algunos, no es probable que aparezcan en nuestra pantalla si nosotros no hacemos clic con el ratón en el sitio adecuado.

Hay profesores que no dejan que sus estudiantes utilicen Internet, pues pueden copiar fácilmente textos y colocarlos en sus ficheros sin saber lo que dicen. Una crítica muy acertada y muy similar a la que se hacía a las fichas de educación personalizada. En general, no es demasiado positivo que los alumnos se dediquen a copiar y pegar sin pensar, ni siguiera si lo hacen con un lápiz en vez de un ordenador, aunque el mayor esfuerzo de escribirlo nos permita autoengañarnos diciendo que así al menos lo leen. Realmente la educación no se basa en conclusiones tan sencillas.

Hay muchas críticas sobre Internet. A menudo se escuchan comentarios como: ¡Pero Internet no es la panacea! Claro, tampoco lo es la aspirina, ni la anestesia en las operaciones, ni la acupuntura, ni la homeopatía, ni las radiografías, ni las ecografías…

Internet no es la panacea, ni siquiera es un medio educativo conveniente en todas las situaciones. Es un medio de comunicación y de acceso a la información tan poderoso que está cambiando nuestras vidas.

Pero tiene defectos. Todo medio los tiene. Algunos defectos están ligados al grado de desarrollo de la tecnología: pobreza en elementos audiovisuales, lentitud en el acceso, etc. Otros defectos están ligados a las característas del medio (lo que constituye su grandeza y su miseria): la dificultad de controlarlo puede entenderse de modo positivo, pero también genera muchos e importantes problemas; en realidad este tipo de defectos lo son en función de los valores de quienes realizan el juicio.

Hay defectos que se relacionan con el grado de desarrollo del medio (no de la tecnología): lenguaje balbuciente, gramática indefinida, procesos poco claros y, sobre todo, la adecuación o no del medio a los usos que se le dan. Es un nuevo medio, y todavía estamos jugando a ver qué podemos hacer con él.

Hay problemas relacionados con los contenidos del medio. La dificultad de controlar el medio y sus limitaciones técnicas condicionan la presencia de unos contenidos, la ausencia de filtros o de procesos que nos permitan hacer una prevaloración de la información antes de acceder. El exceso de información disponible es otro aspecto del mismo problema.

Internet nace con unas reglas, pero el aluvión de usuarios hace que muchos de ellos las desconozcan. Son reglas que no hablan de control sino de autocontrol a través de la acción de los usuarios, de respeto a todos y a todo, de modos flexibles y abiertos para comunicarse. Muchas veces son las empresas las que han tratado de violar estas reglas para imponer sus productos.

Cuando Microsoft impone un navegador: Explorer, con una versión modificada de un lenguaje estándar, está tratando de obligar a todos a seguir sus pasos. Y es fácil encontrar usuarios que envían documentos a través de Internet en formatos propietarios (es decir, no abiertos) por ejemplo, formatos ligados a Microsoft o Windows, o peor, a ciertas versiones de Windows. Eso explica los resultados de una encuesta en la que se mostraba que mientras Microsoft es muy valorada en el mundo comercial y por los usuarios de a pie, sufre en cambio un amplio rechazo entre los usuarios habituales de Internet.

Pero, volviendo a las reglas no escritas, éstas dicen que no se pueden enviar ficheros grandes que generen problemas al que los recibe y, en especial, no se pueden enviar a las listas en que muchos van a recibir ese fichero sin desearlo. También dicen que no se puede enviar ningún tipo de publicidad no solicitada (lo que se llama spam). Mucho menos se pueden enviar ficheros pornográficos o que ofendan las creencias de alguien. Y la respuesta no es la denuncia a las autoridades, sino el reechazo de la comunidad de internautas. Si alguien comete un delito, se le boicotea y si realmente lo merece, serán muchos los que se apunten.

Éste es el principal tema de reflexión sobre Internet: la libertad individual, el respeto a los otros, el control, la justicia y los delitos en Internet.

Aunque en nuestro país todavía no es un problema de gran magnitud, lo va a ser dentro de muy pocos años, quizás meses. ¿Quién controla Internet? En algunos países como Estados Unidos el tema ya llegó hasta la elaboración de leyes que luego han sido anuladas por el Tribunal Supremo. Los padres se preocupan por los materiales a los que sus hijos pueden acceder desde dentro de su casa. Los profesores lamentan que sus alumnos y alumnas chatean en horas de clase. Y en el otro extremo, ¿existe libertad de expresión en Internet? Así que vamos a comenzar presentando algunos aspectos con relación a este tema, más puntos para una discusión de propuestas o respuestas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas

  • 1,990 hits
A %d blogueros les gusta esto: