4. Conclusiones

Podemos señalar que, ante la cambiante y globalizada sociedad de la información, que exige a sus ciudadanos una formación permanente, es evidente que la escuela no puede mantenerse al margen de estos avances, pues tiene el cometido de formar a los alumnos para adaptarse a las características de su entorno.

Internet proporciona numerosos instrumentos que facilitan el aprendizaje autónomo, el trabajo cooperativo y la personalización de la enseñanza. Con todo ello, y de acuerdo con las perspectivas socio-constructivistas del aprendizaje, se va perfilando un nuevo paradigma para la enseñanza, en el que la información está en todas partes y la comunicación puede realizarse en cualquier momento. En este contexto el profesorado adopta un rol más orientador del aprendizaje de los individuos que las tradicionales clases magistrales a los grupos. Por otra parte,  la rigidez (horarios, espacios, programas) de los centros se flexibiliza.

Es evidente que las nuevas tecnologías aportan muchas ventajas al ámbito escolar, en cuanto a que éstas pueden suministrar medios para la mejora de los procesos de enseñanza y aprendizaje, para la gestión de los centros educativos y para la comunicación con las familias. Sin embargo, el simple hecho de disponer de Internet en clase, no garantiza un adecuado aprovechamiento de este recurso, a pesar de sus múltiples posibilidades.

Respecto al panorama actual en cuanto al uso de Internet como recurso educativo, podemos señalar varios aspectos significativos.

Por un lado, la insuficiente preparación del profesorado y la resistencia, por parte de muchos de ellos, a un cambio metodológico más acorde con los tiempos. Otro es el hecho de que los alumnos, aunque más hábiles en el uso de las nuevas tecnologías, asocian en gran medida el ordenador con el ocio, ya que lo suelen utilizar solo para jugar o chatear, y no como un instrumento de trabajo. Tanto en un caso como en otro, se plantea la necesidad de un cambio para que las nuevas tecnologías estén verdaderamente al servicio de la enseñanza.

Otro aspecto destacable es que Internet es un medio a través del cual se puede acceder de manera instantánea a una gran cantidad de información. Sin embargo, no debe confundirse información con conocimiento. Es importante inculcar a los alumnos que Internet puede servirles de ayuda, pero no significa que no deban esforzarse en la realización de sus actividades. Por otra parte, no toda la información que se encuentra en Internet es adecuada (es muy abundante, no siempre es rigurosa,…), por lo que el profesor cumple un papel como orientador para que los alumnos aprendan a ser selectivos y críticos con lo que este medio les ofrece.

En  definitiva, el profesor tiene una importante labor como guía del uso de las herramientas de Internet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Estadísticas

  • 1,990 hits
A %d blogueros les gusta esto: